shutterstock 97921229Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis significa la existencia de huesos porosos, se considera una enfermedad esquelética que se caracteriza por la fragilidad que van adquiriendo los huesos, quedando la persona que la padece propensa a sufrir fracturas que por lo regular ocurren en el antebrazo, muñeca, vértebras y cadera.

Esta enfermedad afecta al 30% de la población femenina mayor de 50 años en nuestro país, aunque los hombres también estan propensos.

La lenta progresión de la osteoporosis a partir de la menopausia, determina que esta enfermedad se manifieste en los años posteriores, es decir en la post-menopausia.

Es importante que a partir de los 40 o 45 años, en las visitas periódicas que realiza a su médico, le solicite información sobre la densitometría ósea, que sirve para saber con precisión la densidad o cantidad de minerales del hueso.

 
Factores de Riesgo

  • Antecendentes familiares de osteoporosis.
  • Edad avanzada.
  • Incidencia mayor en mujeres.
  • Fumar
  • Bajo peso.
  • Trastornos de la alimentación, en particular la anorexia nerviosa.
  • Un régimen alimenticio en el que se ingiere poco calcio.
  • Alcoholismo 
  • Insuficiente actividad física.
  • Un nivel bajo de hormonas (testosterona) en los hombres. 

Métodos de diagnóstico

Existen varios métodos para diagnosticar la osteoporosis, uno de ellos es la densitometría ósea tipo DEXA (absorciometría por rayos "X" de doble energía) es un método común y muy sencillo que detecta al contenido mineral de los huesos; con esta medición usted sabrá si tiene alto riesgo de fracturas.

Los Organismos Mundiales de Salud y la Norma Oficial Mexicana recomiendan la realización rutinaria de la densitometría a partir de los 65 años de edad, si hay factores de riesgo o el médico desea descartar la presencia temprana de osteoporosis se puede realizar antes de esta edad.

 

Prevención de la Osteoporosis

Para prevenir la osteoporosis es necesario tener una alimentación rica en calcio, el Hospital de Jesús brinda el servicio de nutrición.

Es recomendable realizar de manera sistemática, algún tipo de ejercicio de fuerza en el que los músculos trabajen contra la gravedad, esto ayuda a desarrollar y mantener la masa ósea.

Caminar es un ejercicio de fuerza excelente.

Recuerde, antes de comenzar un programa de ejercicios, asegúrese de consultar a su médico.